Numa Circuit 2017
Conciertos: El paisaje háptico y Pulsiones digitales
Numa Circuit 2017/Conciertos

NUMAcircuit es una plataforma para los nuevos lenguajes del arte promovida por un equipo independiente, en colaboración con entidades públicas y asociaciones culturales.

Aglutinamos a un amplio y heterogéneo grupo de artistas provenientes de diversas disciplinas, cuyos caminos confluyen en la búsqueda de nuevas posibilidades de expresión.

EL PAISAJE HÁPTICO

Este dúo surge tras una colaboración puntual de ambos artistas en 2015. Simone Marin es artista y técnico visual, muy activo en la escena local y regional de vanguardia. Nicolás Hernández, músico electrónico con un lenguaje muy particular lleno de matices minimalistas y progresivos. A partir de la imagen proyectada y el sonido musical proponen un espacio casi táctil. Las imágenes nacen de un microscopio instalado en el brazo de una impresora 3D, que se aproximará a distintas piedras de diversas procedencias. Usando la textura de la superficie de las mismas a modo de paisajes

Centrarán sus esfuerzos en crear diversos tipos de conexiones directas entre el sonido y el tratamiento de las imágenes, para lo que aplicarán sofisticadas programaciones generativas en la relación de los distintos dispositivos, que se comunicarán por medio del protocolo OSC.

 

PULSIONES DIGITALES

Dúo integrado por la artista multimedia e improvisadora musical Blanca Regina y la pianista y compositora Hara Alonso.

El espacio que plantea este proyecto está marcado por el empleo de elementos tecnológicos como el Video Mapping y el procesamiento de sonido en tiempo real a través de diversos protocolos y programas, especialmente el MAX/MSP.

La investigación común de Alonso y Regina se articula a partir del movimiento de sus cuerpos que funciona como interface sonora y visual. El vídeo y el sonido es una extensión de sus cuerpos, un controlador, modulador de parámetros y dinámicas, que establece una paleta de mapeos audiovisual-gestural.

El objetivo de su trabajo es encontrar puntos comunes en sus diferentes lenguajes y la traducción de esos impulsos orgánicos a protocolos digitales. El resultado será una performance marcada por conexiones viscerales e impulsos sintéticos, basada en el diálogos y la improvisación orientada.

 

Entrada libre