NUMACircuit 2017 llega a Auditorio entre el 24 y el 28 de abril con residencias y conciertos

NUMACircuit 2017, Festival de Creación y Experimentación de Canarias, vuelve a Auditorio de Tenerife, ente dependiente de Cabildo, entre los días 24 y 28 de abril con múltiples actividades. NUMAcircuit es una plataforma para los nuevos lenguajes del arte promovida por un equipo independiente, en colaboración con entidades públicas y asociaciones culturales. Aglutina a un amplio y heterogéneo grupo de artistas provenientes de diversas disciplinas, cuyos caminos confluyen en la búsqueda de nuevas posibilidades de expresión.

Entre el lunes 24 y el viernes 28 de abril, a partir de las 18:00h, NUMACircuit presenta, en la sala Puerto, dos residencias artísticas, “El espacio digital” y “La conexión de los extremos”. Se podrá asistir con entrada libre. En “El espacio digital” se plasma el planteamiento del festival de pensar sus residencias como un estudio multidisciplinar orientado a resolver un aspecto en concreto: el problema de los límites y las fronteras físicas y conceptuales que determinan el ámbito de acción de los distintos factores que intervienen en una performance. En esta ocasión, habrá elementos sonoros, de imagen proyectada y de movimiento corporal.

Como en anteriores ediciones, la residencia de N017 será doble: dos dúos de interdisciplinares de artistas desarrollarán proyectos independientes. Se busca así que sus trabajos sean compatibles, complementarios y, en la medida de lo posible, fructíferos.

Cada proyecto tratará de generar un espacio acústico y visual identificable y acotado, dentro del cual se programarán y ejecutarán distintas técnicas de intercambio de datos, hasta conseguir que interactividad en los procesos permita crear un tejido digital continuo y dinámico. Se introducirán protocolos de aleatoriedad y técnicas generativas, que darán lugar a complejas y caóticas marañas de luz, color y sonido, que favorecerán el diálogo entre los artistas y la improvisación, y con ello, la transformación de impulsos orgánicos en recursos digitales, donde el artista es a su vez técnico y performer.

Por otro lado, “Pliegues digitales. La conexión de los extremos” es una investigación que propone el espacio artístico como objeto creativo y de reflexión. Se plantea a una visión topológica del espacio, cuya consistencia depende más de la intensidad y la frecuencia con que se relacionan los elementos que lo componen que con su forma o su ubicación geográfica. En el espacio digital, las fronteras dejan de ser límites para convertiste, aplicando deformaciones, conexiones o pliegues, en nuevas posibilidades de composición.

El jueves 27 a partir de las 18:00h tendrá lugar un coloquio con los participantes de la residencia, una actividad abierta al público en la que Hara Alonso, Blanca Regina, Simone Marin y Nicolás Hernández compartirán las inquietudes que les impulsan a hacer lo que hacen. Hablarán de las obras que están desarrollando e intercambiarán impresiones acerca de la evolución de sus trabajos durante la residencia. Esto se hará en el lugar de trabajo de dichas formaciones, que en esta ocasión será en la Sala Puerto de Auditorio de Tenerife, y tendrá un formato de coloquio orientado y dinamizado por un moderador. Estará abierto a la intervención de cualquier persona interesada que quiera hacer cualquier pregunta o aportación.

Este encuentro pretende que los artistas residentes manifiesten las intenciones, los procesos, las herramientas y, en definitiva, todos los factores que afectan a la creación y el desarrollo de sus proyectos. Para NUMAcircuit resulta importante que se reflexione y se fundamenten los experimentos de los nuevos lenguajes artísticos que manejamos, y esta actividad puede ser una de esas pocas ocasiones en que los artistas hablen de su trabajo y compartan sus procesos creativos con el público interesado.

Los conciertos tienen lugar el día 28 también en la Sala Puerto y “El paisaje hápico” y “Pulsiones digitales” son de carácter gratuito. “El paisaje hápico” es un dúo que surge tras una colaboración puntual de ambos artistas en 2015. Simone Marin es artista y técnico visual, muy activo en la escena local y regional de vanguardia. Nicolás Hernández, músico electrónico con un lenguaje muy particular lleno de matices minimalistas y progresivos. A partir de la imagen proyectada y el sonido musical proponen un espacio casi táctil. Las imágenes nacen de un microscopio instalado en el brazo de una impresora 3D, que se aproximará a distintas piedras de diversas procedencias. Usando la textura de la superficie de las mismas a modo de paisajes. Centrarán sus esfuerzos en crear diversos tipos de conexiones directas entre el sonido y el tratamiento de las imágenes, para lo que aplicarán sofisticadas programaciones generativas en la relación de los distintos dispositivos, que se comunicarán por medio del protocolo OSC.

Por su lado, “Pulsiones digitales” es un dúo integrado por la artista multimedia e improvisadora musical Blanca Regina y la pianista y compositora Hara Alonso. El espacio que plantea este proyecto está marcado por el empleo de elementos tecnológicos como el Video Mapping y el procesamiento de sonido en tiempo real a través de diversos protocolos y programas, especialmente el MAX/MSP. La investigación común de Alonso y Regina se articula a partir del movimiento de sus cuerpos, que funciona como interface sonora y visual. El vídeo y el sonido es una extensión de sus cuerpos, un controlador, modulador de parámetros y dinámicas, que establece una paleta de mapeos audiovisual-gestural. El objetivo de su trabajo es encontrar puntos comunes en sus diferentes lenguajes y la traducción de esos impulsos orgánicos a protocolos digitales. El resultado será una performance marcada por conexiones viscerales e impulsos sintéticos, basada en diálogos y la improvisación orientada.

Finalmente, el mismo viernes 28 a las 21.00h, podremos gozar del guitarrista noruego Stian Westerhus, que ha conseguido sacudir el panorama de la música contemporánea. Su estilo es tan personal que resulta difícil ubicarlo. De él se dice que es el nuevo representante de lo que se conoce como Avant Jazz; también que su música es una abstracción ruidista del Rock, y otras muchas cosas más. Todo un desafío para los que gustan de poner etiquetas. En cualquier caso, es indiscutible que su propuesta musical y su presencia en el escenario ponen en cuestión determinados clichés que se habían ido afianzando en el ámbito de las nuevas formas musicales. Su música es oscura, abrupta y cortante, pero es capaz de convertirlo en un momento en una tenue y sutil melodía con una facilidad que hace que parezca la cosa más normal del mundo. A partir de estas oscilantes combinaciones, genera una música inquietante, profunda y vibrante. Su puesta en escena es muy impactante e intensa, y contiene la intención de no dejar indiferente al espectador. Usa un nivel volumen bastante alto, y lejos de presentarse con la aséptica estética que usualmente vemos en los artistas relacionados con las vanguardias musicales, este aparece vestido de negro, con un estrambótico peinado y rodeado de enormes amplificadores, marañas de cables, inacabables cadenas de pedales de efecto, ordenadores y otros artilugios.

Probablemente, el posible lector de esta descripción pueda estar visualizando la imagen de un roquero heavy de los años 80. Y quizá podríamos decir que su apariencia y su performance es una actualización contextualizada del estereotipo de guitarrista de heavy que todos tenemos en la mente, aunque sin duda, su propuesta trasciende ampliamente este concepto.

Este prolífico artista mantiene un sólido proyecto individual auspiciado por Rune Grammofon, uno de los sellos discográficos más potentes que tratan con vanguardias musicales.

Stian Westerhus participa además en grupos tales como Bladed, Puma, Monolithic y Pale Horses. Colabora asimismo de manera regular con grandes artistas de diversos estilos, como el trompetista Nils Petter Molvaer, el grupo Supersilent, o la cantante Sidsel Endresen, con quien grabó el disco Didymoi Dreams (2012), que fue reconocido con el prestigioso premio Spelleman Award.

Este concierto tendrá lugar en la Sala de Cámara de Auditorio de Tenerife y las entradas tienen un coste de 10 €. Se pueden adquirir en taquilla de 10.00 a 19.30 horas de forma ininterrumpida de lunes a sábado, durante las 2 horas antes de la función y por internet a través de www.auditoriodetenerife.com o por teléfono en el 902 317 327.

Related Posts
web-2-hoffmannshy-blue