La Obertura, op. 17, Helios y el Concierto para clarinete y orquesta, Op. 57 de Carl Nielsen y la Sinfonía nº1 en Do menor, Op. 68 de Johannes Brahms configuran la programación de un concierto que nos da la oportunidad de gozar del Romanticismo alemán y descubrir el danés.

Director de orquesta, intérprete y profesor, Carl Nielsen es considerado el renovador de la música danesa del siglo XIX. El origen de Helios (el dios del Sol helénico) se encuentra en la estancia en Grecia que disfrutó el compositor en 1903, junto a su esposa Anne Marie, una escultora interesada en estudiar el arte griego antiguo. Esta pieza, estrenada en Copenhague el 8 de octubre de 1903 por la Orquesta Real Danesa, tiene una base programática –es decir, que quiere expresar unas ideas concretas- que Nielsen escribió como leyenda en la partitura: “Silencio y oscuridad. Así el Sol se alza con una jovial canción de alabanza, pasea por su camino dorado y se va hundiendo poco a poco en el mar”.

En cuanto al Concierto para clarinete y orquesta, Op. 57 fue concebido para el clarinetista danés Aage Oxenvad (1884-1944), lo que ha llevado a algunos a manifestar que el instrumento actúa como su alter ego, pues el intérprete era conocido por su carácter colérico dado a la confrontación. No obstante, no hemos de olvidar que la salud del compositor era delicada, por lo que este concierto lleno de conflictos que nunca se resuelven bien podría reflejar, además, sus luchas internas.

“Rara vez ha esperado el mundo musical la primera sinfonía de un compositor con tan tensa anticipación”, afirmaba el célebre crítico musical Eduard Hanslick. En efecto, la Sinfonía nº 1 en Do menor, op. 68 de Brahms concentra el pensamiento de años de trabajo intenso. Tras una estancia en Berlín transcurrida en compañía de su amiga Clara Schumann en junio de 1876, dirigió sus pasos hacia Sassnitz, un lugar apacible e idóneo para la composición, situado en una isla de Alemania del Norte. Fue ahí donde compuso gran parte de su esperada sinfonía, que estrenó en Karlsruhe el 4 de noviembre de 1876 con gran éxito.

Las entradas para este concierto se encuentran a la venta a través de los canales habituales: telefónicamente, en el 902 317 327, y en las taquillas del Auditorio de Tenerife Adán Martín (de 10:00 a 15:00 horas, de lunes a viernes, y de 10:00 a 14:00 horas los sábados) y a través de Internet en www.sinfonicadetenerife.es