Leer más

Los barítonos Gianni Giuga y Jorge Eleazar Álvarez Mora consideran que La italiana en Argel es el mejor reconocimiento que se le puede hacer a Rossini cuando se cumple el 150 aniversario de la muerte del compositor italiano. Los dos cantantes serán los encargados de interpretar el rol de Taddeo, el anciano italiano de la obra cómica que servirá para abrir una nueva temporada de Ópera de Tenerife.

El mexicano Álvarez se formó en el Conservatorio de Las Rosas y en la Escuela Nacional de Música. Tiene referencias del trabajo que se hace en Tenerife y tiene “grandes expectativas en cuanto al nivel artístico de Ópera de Tenerife”. El siciliano Gianni Giuga se graduó en la Accademia Nazionale d’Arte Drammatica Giusto Monaco y no duda en afirmar que Opera (e)Studio “es una de las realidades teatrales más buscadas e interesantes de Europa para un cantante de ópera”.

Acerca de la experiencia académica que en unos días comenzará a andar en las instalaciones del Auditorio de Tenerife, Jorge Eleazar espera “crecer artística, profesional y humanamente”, confía que desde el equipo de Ópera de Tenerife “nos sabrán guiar para estar al mejor nivel en la obra”. Gianni Giuga apela al garante que le aporta “la experiencia previa de muchos amigos que han probado la audición, que han trabajado o que ya han estudiado en Tenerife en los últimos años”, lo que ha provocado que se decidiera a participar en esta edición, que supondrá su “crecimiento artístico y profesional”.

Sobre La italiana en Argel, el artista azteca destaca “el equilibrio entre belleza y comicidad”; reafirmándose en que “se trata de una obra maestra que todos tenemos que tener presente”. El cantante italiano no escatima en adjetivos y la eleva hasta “el Olimpo de la ópera bufa”, algo que viene dado por “los colores complejos y vertiginosos, además de las texturas rápidas para todos los personajes y registros vocales”.

Respecto al rol de Taddeo que ambos van a poner en escena, Álvarez define que el aspecto que presenta mayor dificultad es “el gran contraste de matices en todos los sentidos: musical, interpretativo y dramatúrgico”, tildando al personaje como “clave en el eslabón de la trama y de descanso para el público”. Giuca apunta que este título “ofrece oportunidades para el crecimiento vocal y musical” y apela al “particular fraseo en el que hay que entrar para comprender e interpretar mejor las diversas peculiaridades”.

En cuanto se refiere a un posible esbozo sobre proyectos de futuro, Gianni Giuga se aferra a “la ambición de cantar y estudiar tanto como sea posible”. En la línea de admiración al compositor italiano, no niega que uno de sus proyectos cercanos sea “reafirmarse como barítono rossiniano”, siendo Tenerife “una gran oportunidad para realizarlo”. Puesto a pensar en futuros personajes, “Fígaro, de El barbero de Sevilla, y Dandini, de La Cenicienta, me representan emocionalmente”, aunque reconoce que “no quiere limitarse a un solo repertorio”, por lo que desea “tener éxito” a la hora de cantar todo lo que su vocalidad le permita abordar.

En términos similares se expresa Jorge Elezazar que le gustaría interpretar “todo”, y deja en manos de su voz el transcurrir de su carrera. Además, destaca que uno de sus sueños es saltar el charco para “entrar en mercado profesional europeo, con calma e inteligencia”. Para ello apela a “crecer en cada ensayo y cada función hasta alcanzar la excelencia”.

Estos dos cantantes llegarán la próxima semana a Tenerife y formarán parte de la sexta promoción de Opera (e)Studio, que integran trece cantantes. Todos se beneficiarán de un proceso de perfeccionamiento artístico integral dirigido por Giulio Zappa, que finalizará en la representación de las cuatro funciones de La italiana en Argel, programadas del 25 al 28 de octubre en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife, que traerán consigo el estreno en Ópera de Tenerife en la dirección musical de Nikolas Maximilian Nägele y la presencia de Giorgia Guerra en la dirección de escena.

Leer más

Las voces de Maria Ostroukhova y Vittoria Vimercati darán vida a Isabella, la joven trasalpina que encarna el rol principal en La italiana en Argel, de Rossini que abre el próximo mes de octubre la nueva temporada de Ópera de Tenerife. Ambas cantantes coinciden en afirmar que “es una ópera divertida e inteligente”.

Ostroukhova y Vimercati llegarán la próxima semana a la Isla para incorporarse a la nueva promoción de Opera (e)Studio y la mezzosoprano rusa espera “dominar su habilidad vocal y conocer a fondo el brillante estilo de Rossini”, a quien admira mucho. Por su parte, la italiana confiesa que el gran reto que supone su estancia en Tenerife es “enfrentarme a una tarea difícil que desafía mis habilidades musicales y escénicas”, sin embargo afirma que precisamente eso le “permitirá madurar como artista”.

Vimercati, actualmente formándose en el Conservatorio di Musica Verdi en Milán, conoce el trabajo con nuevos talentos que se desarrolla en Tenerife y considera que “es una fantástica posibilidad ya que los jóvenes tienen la posibilidad de debutar en una temporada importante”.  Ostroukhova, que se formó en los conservatorios Moscow State Tchaikovsky y en el londinense Royal College of Music, reconoce que “estaba en una pequeña burbuja inmersa en la vida musical británica”, desconociendo “los programas de ópera europeos”.

Ambas tienen claro que La italiana en Argel se trata de una obra “divertida e inteligente”. En este sentido Ostroukhova destaca que es una ópera “concisa, amena y llena de éxitos”, mientras que Vimercati tilda de “extrema inteligencia” la construcción de la ópera, “tanto desde el punto de vista musical como escénico”, añade. Las dos coinciden además en la vigencia de la trama y en las divertidas intervenciones de los personajes.

Respecto al rol de Isabella que van a poner en escena del 25 al 28 de octubre en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife, Maria Ostroukhova apunta que desde su graduación sólo ha interpretado ópera barroca y está “deseando que llegue el momento de subir al escenario”. Define a Isabella como “un raro ejemplo de una mujer fuerte y sexualmente liberada que haría sentir orgullosa a cualquier feminista”. La principal dificultad de abordarlo consiste en “el carácter conflictivo y lleno de contrastes” que tiene ya que se lo considera “un personaje fuerte pero seductor, sarcástico pero sincero y tímido pero desafiante”.

Vittoria Vimercati, a diferencia de su compañera, no se enfrenta por primera vez a este personaje. De hecho, en el Festival de Música de Ticino celebrado el pasado mes de julio, ya se encarnó en la heroica italiana, que de forma genérica afirma que “cada personaje al que te acercas debe estar hecho a la medida de tu individualidad”. Para la artista, la mayor dificultad de interpretación viene dado por “los virtuosismos ejecutados a gran velocidad y a la extensión vocal necesaria para su ejecución”.

Ostroukhova cree que “mientras haya música alrededor, habrá vida”, por lo que, en cuanto a proyectos de futuro, espera “estar inmersa en la música y en el escenario todo el tiempo que pueda”. Se muestra dubitativa a la hora de escoger un papel que sueñe interpretar, aunque cita a “Carmen o Rosina”, concluyendo divertida “un día, cuando sea vieja y sabia, Isolda... ¿quién sabe?”. Además, dada su afición a la geología, espera pronto conocer El Teide, ya que “desde hace muchos años ha atrapado mi admiración”.

Vimercati no define tampoco ningún proyecto en concreto, pero se muestra esperanzada con poder asumir “nuevos papeles iniciando una carrera musical después de este debut”. Aunque si reconoce que “el sueño de toda mezzosoprano suele ser interpretar a Carmen”, también expone que le gustaría interpretar “el papel de Charlotte en Werther y Dalila en Sansón y Dalila”.

Estas dos jóvenes, junto a otros once artistas comenzarán la próxima semana la sexta edición de Opera (e)Studio en Tenerife, donde a lo largo de dos meses iniciarán un proceso de perfeccionamiento integral con la dirección de Giulio Zappa, que concluirá con la representación de cuatro funciones de  La italiana en Argel , en el Auditorio de Tenerife del 25 al 28 de octubre, una producción que supondrá el estreno en Ópera de Tenerife de Nikolas Maximilian Nägele y que traerá nuevamente a la Isla a Giorgia Guerra, quien será la responsable de la dirección de escena.

Leer más

Los tenores Milos Bulajic y Li Biao afrontarán el personaje de Lindoro en La italiana en Argel, la ópera de Rossini que se pone en escena a finales de octubre en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife. Bulajic y Biao, que se repartirán el papel de enamorado de Isabel en las cuatro funciones previstas en la apertura de la temporada de Ópera de Tenerife, son dos componentes de la sexta producción de Opera (e)Studio.

Los dos cantantes se estrenarán en la Isla, pero no en esta ópera y ambos se deshacen en elogios sobre este título. “Es la mejor ópera de Rossini y la mejor comedia que he visto”, apuntan ambos sobre la producción de Ópera de Tenerife.

Milos Bulajic, nacido en Bonn (Alemania), se formó en la berlinesa Hochschule für Musik Hanns Eisler y en la Hochschule für Musik de Würzburg. El intérprete, que visitó recientemente la Isla para disfrutar de La traviata, tiene referencias por diversas amistades del programa académico Opera (e)Studio, del que destaca “su trabajo para establecerse como un gran referente lírico”.

Li Biao procede de Gansu (China), se gradúa en el Conservatorio de Sichuan en 2011 y tuvo la intención de participar durante la temporada 2016-2017 en las audiciones de la academia para Don Pasquale, aunque por diversos compromisos no pudo realizarlas. El tenor oriental afirma que “nunca he estado en Tenerife, pero el Auditorio, aparte de ser uno de los edificios más bellos, tiene una gran reputación fuera de la Isla”.

Milos Bulajic, que ya interpretó este título en el Nationaltheater Weimar en la temporada 2016-2017, destaca “la importante demanda técnica que requiere”. Para Li Biao, que también ha participado en varias ocasiones con este título en recintos italianos y austriacos, el reto se centra en “expresar la personalidad y el carácter de este papel”. Ambos concluyen que Lindoro requiere de “equilibrio para afrontar las notas, las coloraturas y las frases largas”.

Respecto al trabajo que desarrollarán en Opera (e)Studio bajo la dirección del maestro Giulio Zappa, Bulajic espera “disfrutar del tiempo compartido con otros artistas jóvenes”; además de “poder ser escuchado por un público amante de la ópera”. Biao, por su parte, aspira a “mejorar y prepararme para ser un cantante profesional”. Ambos expresan “las ganas de estar encima del escenario del Auditorio de Tenerife”, anticipando que se tratará de  una producción “fresca y atractiva”.

Al abordar sus proyectos de futuro, el tenor alemán afirma que le gustaría “tener una carrera tranquila”, definiendo ese aspecto como “alejada del ruido mediático” para poder “centrarme en mi trabajo y disfrutar de algo que surge de lo más profundo de mi corazón”. También destaca preferencias respecto a futuras interpretaciones como “los roles de Ernesto en Don Pasquale, Tonio en La fille du régiment, Arturo en Puritani, o incluso, Elvino en Sonnambula”. Además, confía que en “dos décadas pueda aspirar a los roles Edgardo en Lucia de Lammermoor, Tito en Clemenza o Macduff en Macbeth”.

Biao asegura que no puede hacer un plan de futuro y prefiere “vivir cada momento sobre el escenario” haciendo lo que sueña. Aunque no se decanta por ninguno en especial, vuelve a tener un punto de coincidencia con su compañero de rol, ya que desea poder ser Tonio en La fille du régiment, “una ópera que me gustaría interpretar”, concluye.

Antes de llegar a esos futuros objetivos, la mente de Bulajic y Biao se centra en Tenerife, donde el próximo 7 de septiembre iniciarán un proceso de perfeccionamiento artístico durante dos meses bajo la dirección de Giulio Zappa, que concluirá con la representación de las cuatro funciones de La italiana en Argel, que tendrán lugar del 25 al 28 de octubre.

Este título, que supone el arranque de la nueva temporada Ópera de Tenerife, trae consigo el estreno de Nikolas Maximilian Nägele como director musical y el regreso de Giorgia Guerra como responsable de la dirección de escena, quien ha ambientado esta coproducción de Auditorio de Tenerife con el Teatro Comunale di Bologna en la década de los ochenta del siglo pasado en la atmósfera surrealista de un spa ubicado en Argel, todo ello aderezado con un vestuario divertido y colorido afín a la época.

Leer más

Los bajos Matías Moncada Albarrán y Alexander Utkin compartirán el rol del monarca Mustafá durante la próxima producción de Auditorio de Tenerife La italiana en Argel, de Rossini, que verá la luz el próximo 25 de octubre y supondrá el arranque de la temporada de Ópera de Tenerife. La participación de ambos se encuadra dentro de la sexta promoción de Opera (e)Studio, que comenzará su periodo de formación el próximo 7 de septiembre.

El bajo chileno Matías Moncada, formado en la Universidad de Chile y becado en la Fundación Ibáñez Atkinson y por la Corporación Amigos del Teatro Municipal de Santiago, se muestra “ansioso por conocer la Isla”, ya que ha tenido “buenas referencias del trabajo lírico que desarrolla Ópera de Tenerife”. Nacido en Rusia, Alexander Utkin estudió dirección coral en el Bryansk Regional College y en el conservatorio Rimsky-Korsakov de San Petersburgo, y describe el recinto insular como “uno de los más bellos de España”. El artista ruso, que en sus orígenes musicales abrazó el rock, tiene referencias personales de la labor formativa realizada en la isla en los últimos años.

De la experiencia sobre Opera (e)Studio que comenzará en septiembre con una duración de dos meses, y para la que Utkin se ha preparado ex profeso, el artista ruso reconoce que se trata de “una gran oportunidad para participar en una emocionante producción y obtener experiencia escénica interpretando uno de los principales roles”. Además destaca “la retroalimentación que supone trabajar con músicos prominentes y artistas jóvenes”, aspecto que también resalta Moncada, que espera poder nutrirse “de experiencias que me enriquezcan y me hagan crecer como persona”.

Los jóvenes artistas no han interpretado anteriormente La italiana en Argel, pero coinciden al adjetivarla como “energética”. Moncada la asimila a “una ola que te atrapa desde la obertura hasta el final”. Utkin, por su parte, añade que el clásico de Rossini “está lleno de humor y de poder vital”.  

El personaje del monarca argelino es “todo un reto” según Moncada, ya que, “no puedes decaer, debes estar siempre activo para no perder la atención del público”. El chileno añade que “ese histrionismo, chispa propia de Rossini, provoca que si uno de los personajes no mantiene la energía alta, todo se apaga”. Utkin, por su parte, apela a los diferentes aspectos de la poliédrica personalidad de Mustafá para definir la dificultad del rol, “es un tipo serio, pero se comporta como un niño; así que creo que lo más difícil sería combinar estas dos características para hacerlo interesante y divertido para el público”.

Con la mirada puesta en el futuro, ambos se mantienen con los pies en la tierra y prefieren ir paso a paso, tal como afirma Utkin “no sonaría muy original si dijera que mi objetivo es convertirme en un profesional de alto nivel, hacer una carrera internacional y cantar en todo el mundo”. Hasta el momento reconoce que se siente “muy cómodo con Rossini, y mi compromiso en Tenerife parece un buen comienzo para un largo y fructífero camino”. Moncada también se centra en el presente ya que desea “seguir aprendiendo todo lo que pueda” dado que “todo lo que traiga el futuro dependerá de cómo decida vivir el momento actual”, reflexiona.

Puestos a expresar algún deseo relacionado con un personaje a interpretar en los próximos años, Alexander Utkin reconoce que cuando descubrió la belleza de El trovador que firma Verdi, tuvo claro que se trataba “del papel de mis sueños”; aunque admite que al tener una tesitura de bajo-barítono “podría suponer un problema ahora”, por lo que se decanta por “Garibaldo en Rodelinda de Händel o Igor en el Príncipe Igor de Borodin” como los roles más adecuados a este momento profesional. Matías Moncada confiesa que le “gusta mucho Mozart y el personaje Leporello”, sostiene que cada actuación la está disfrutando “al máximo, como si cada una fuese el rol de mis sueños”.

Moncada y Utkin serán dos de los trece cantantes que integran la nueva promoción de Opera (e)Studio, donde iniciarán un proceso de perfeccionamiento artístico integral bajo la supervisión de Giulio Zappa que concluirá con la representación de cuatro funciones de La italiana en Argel, que tendrán lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife del 25 al 28 de octubre, una producción que traerá a la Isla al director musical Nikolas Maximilian Nägele y que contará con Giorgia Guerra en la dirección escénica.

Leer más

Las sopranos Inés Lorans Millán y Anna Kabrera Eliseeva ponen la voz a Elvira, la mujer del monarca Mustafá en La italiana en Argel, la genialidad cómica de Rossini que abre la temporada 2018-2019 de Ópera de Tenerife y que se representará en el Auditorio de Tenerife del 25 al 28 de octubre. Las dos cantantes se muestran ilusionadas ante su estreno en la Isla en una ópera que consideran “brillante y energética”.

Inés Lorans es una soprano franco-española formada en el Conservatoire de Rennes y en la Guildhall School of Music & Drama de Londres. No ha estado nunca en Tenerife, pero sí tiene referencias de las producciones de Auditorio de Tenerife y en especial, del programa Opera (e)Studio “a través de las sopranos Inés Ballesteros y Leonor Bonilla”, que han repetido presencia ya en las temporadas de Ópera de Tenerife y que recientemente fueron finalistas del Concurso Tenor Viñas en su edición 2018.

Anna Eliseeva es de origen ruso y está afincada en Madrid desde el año 2016. Su educación comienza en la Escuela Infantil de Música de Moscú continuando posteriormente en la Escuela Superior de Canto de Madrid. Tampoco ha estado en la Isla pero tiene referencias del trabajo que se realiza, ya que según afirma “se hacen producciones muy buenas, y tengo muchos conocidos que han actuado en Ópera de Tenerife”.

Las dos jóvenes tienen grandes expectativas del programa formativo que comienzan en septiembre en el Auditorio de Tenerife. Para Lorans, “al terminar mis estudios musicales en Londres, decidí preparar las audiciones”, todo con el objeto de “perfeccionar mi formación en la escena”. Eliseeva espera “aprender todo lo que pueda tanto del equipo de Ópera de Tenerife, como de los compañeros de esta edición”. Este concepto de “aprendizaje integral” en común con otros artistas también es valorado por Inés Lorans.

Lorans y Eliseeva incorporarán en Tenerife el rol  de Elvira a su repertorio. Ante ese estreno, Eliseeva apunta que La italiana en Argel se trata de una obra que apela a “fenómenos sociales importantes y complejos, siempre desde el humor y la ligereza”. Lorans Millán, por su parte, cree que es una composición cuya “agilidad vocal y musical tan animada permite el lucimiento de los cantantes, no sólo en las arias sino en los ensambles”, lo que la convierte en “una oportunidad perfecta para progresar en el repertorio de Rossini”.

Respecto a las posibles dificultades técnicas que puede suponer el rol de Elvira, Lorans manifiesta que “pese a no tener un aria de solista, canta muchos ensambles alrededor de un sol-la-si agudo”. Para ella, “estas notas están entre los agudos y los sobreagudos, y al ser soprano coloratura es un trabajo técnico tener que pasar de un registro al otro con facilidad”; al estar trabajándolo actualmente considera que “este rol me va a permitir poner esto en práctica y disfrutar sobre el escenario”. Eliseeva considera que el aspecto más complejo del personaje es “no dejar que Elvira tenga solo una cara”, para ello apela a “encontrar su fuerza”, ya que de lo contrario “el rol de la mujer del rey de Argel sería débil y lánguido”. 

En cuanto a su futuro, Lorans Millán reconoce que “formar parte de este proyecto en Tenerife ya es una meta conseguida” y tiene claro que “el canto y el estar en escena” es lo que le hace feliz.  En cuanto a personajes, espera tener “la suerte de interpretar Lakmé o La Reina de la noche”, pero resalta especialmente el papel principal en Lucia de Lammermoor, de Donizetti, que considera “muy completo y con muchas dificultades, tanto vocales como dramáticas”, un papel que también aspira a interpretar Anna Eliseeva en un futuro, si bien primero quiere terminar sus estudios en la Escuela Superior de Canto de Madrid, aunque compaginándolos ya con sus primeros pasos en el mundo laboral, como es “la oportunidad que me brinda Ópera de Tenerife”.

Estas dos artistas llegarán el 7 de septiembre a Tenerife para formar parte de la sexta promoción de Opera (e)Studio, que integran once cantantes más con los que compartirán  el proceso de perfeccionamiento artístico integral, bajo la dirección del maestro Giulio Zappa, y que concluirá con la representación de cuatro funciones –dos para Lorans y dos para Eliseeva- de La italiana en Argel, que tendrán lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife del 25 al 28 de octubre.

Esta nueva coproducción entre el Auditorio de Tenerife y el Teatro Comunale di Bologna contará con la dirección musical de Nikolas Maximilian Nägele y la dirección de escena corre a cargo de Giorgia Guerra, quien ha situado el desarrollo de la misma en la atmósfera de un spa ubicado en Argel y que está localizado temporalmente en la década de los años 80 del siglo pasado.

Leer más

La mezzosoprano australiana Sophie Burns pondrá la voz a Zulma, la esclava y confidente de Elvira, en la hilarante ópera La italiana en Argel de Rossini, título que será el encargado de abrir la temporada 2018-2019 de Ópera de Tenerife. Se trata de la única artista participante de la academia Opera (e)Studio que interpretará su rol en las cuatro representaciones previstas en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife entre el 25 y 28 de octubre.

Burns, nacida en Melbourne (Australia) y formada en las universidades de Monash y Melbourne, debutó a los 20 años en Italia interpretando Stabat Mater de Pergolesi, desde entonces ha continuado su carrera actuando por toda Europa y Australia en óperas, conciertos o concursos. La cantante, becada con la Elizabeth Luxton de la Berlin Opera Academy, nunca ha estado en Tenerife aunque destaca “la naturaleza de la isla, la privilegiada posición del Auditorio al lado del mar y las interesantes producciones que se han realizado”. Se muestra “orgullosa por cantar en esta compañía y en un lugar tan increíble”, llegando a afirmar que se siente “honrada de unirme a sus filas”. 

Gracias a su preparador conoció el proyecto académico Opera (e)Studio y le animó a participar en un “programa que trabaja con lo mejor de lo mejor y permite a los jóvenes artistas alcanzar el siguiente nivel en sus carreras”. Apelando al símil poético “esta oportunidad es de lo que están hechos los sueños”, Burns se refiere a lo que ella considera como “la oportunidad de actuar en uno de los teatros de ópera más importantes de Europa”. Además, “cantando una de mis óperas favoritas”, reconoce. 

La australiana desea “crecer como artista en todas las capacidades” durante su próxima participación en Opera (e)Studio y espera “aprender constantemente a través del rendimiento, del estudio intensivo de mi papel y del tiempo compartido con mis colegas”. Para ello confía en que le “desafíen en cada paso del camino”. 

Sophie Burns considera a La italiana en Argel como una ópera “muy graciosa”, definiéndola como una composición con “una música encantadora e impresionante para cantar y experimentar”. Destaca además que “los personajes son ricos y vivos”, lo que proporciona al público “un entretenimiento excepcional”. Respecto a su rol tiene claro que Zulma “tiene una fuerte personalidad, lo que hace que sea también toda una maquinadora en la sombra” y considera que una de las principales dificultades que podría encontrar a la hora de abordarlo “es retratar los matices de su personalidad y su relación con Elvira”. Por ello, apunta que será “un reto mantener mi energía para que todas y cada una de las actuaciones sean de la máxima calidad”, reflexiona.

En cuanto a proyectos de futuro, Burns expone que uno de sus sueños es “trabajar dentro de las mejores compañías líricas”. Respecto a los roles que le gustaría interpretar destaca a Dalila, además del “repertorio italiano”, ya que según manifiesta “conjuga con mi personalidad y el color de mi voz”.

En los primeros días de septiembre comenzará la sexta edición de la academia Opera (e)Studio donde trece artistas iniciarán un proceso de perfeccionamiento integral. Esta iniciativa, dirigida por Giulio Zappa, concluirá con la representación de cuatro funciones de La italiana en Argel, que tendrán lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife del 25 al 28 de octubre.

La italiana en Argel supone el arranque de la temporada 2018-2019 y traerá consigo el debut en Ópera de Tenerife de Maximilian Nägele. Esta nueva coproducción de Auditorio de Tenerife y el Teatro Comunale di Bologna contará en la dirección de escena con Giorgia Guerra. La escena se desarrolla  en la surrealista atmósfera de un spa localizado en la capital norteafricana a finales de la década de los ochenta del pasado siglo, todo ello aderezado con un vestuario divertido y colorido afín a la época.

Suscríbete a nuestros boletines

Si deseas recibir nuestros envíos con descuentos y ofertas especiales, por favor, rellena el formulario.