“Cada persona tiene el derecho de sentir placer con su cuerpo y desarrollar su potencial creativo a través de la danza”

Danza en Comunidad es un proyecto artístico y social que nace del Tenerife Danza Lab. Actualmente pertenece al Área Educativa y Social del Auditorio de Tenerife dentro del programa Tenerife Danza, aunque su actividad se desarrolla también fuera de las instalaciones del mismo. El proyecto pretende crear diferentes vías e itinerarios en los que la danza esté disponible para cualquier persona, colectivo, grupo o asociación que tenga la necesidad de trabajar con las herramientas de un profesional. El objetivo principal y el compromiso último de Danza en Comunidad es formar una comunidad que provea de mediación y recursos para la danza y el movimiento. El equipo humano, teniendo en cuenta dichos compromisos artísticos, está conformado por profesionales en activo de las artes escénicas y el trabajo social.

Nuestros participantes dicen...

  • “Empoderamiento, crecimiento personal, satisfacción”

    “Empoderamiento, crecimiento personal, satisfacción”

  • “Una ruptura de mitos y establecimiento de relaciones con otros códigos”

    “Una ruptura de mitos y establecimiento de relaciones con otros códigos”

  • “Me ha hecho consciente de prejuicios y límites que tenía”

    “Me ha hecho consciente de prejuicios y límites que tenía”

  • “Es mi militancia artística”

    “Es mi militancia artística”

  • “Ha supuesto descubrir una forma diferente de ver la danza, observar cómo las personas, sin importar condición alguna, se han unido por un lenguaje universal como es el cuerpo”

    “Ha supuesto descubrir una forma diferente de ver la danza, observar cómo las personas, sin importar condición alguna, se han unido por un lenguaje universal como es el cuerpo”

  • “Danza en comunidad va más allá de la inclusión, es integración”

    “Danza en comunidad va más allá de la inclusión, es integración”

    Actualidad

    Las fotografías que se muestran en esta página son obra de Miguel Barreto, Jesús Cabrera Mendoza y Malo Padrón.